22.1.14

Cómo hacer Deliciosas Galletas para Decorar paso a paso

Dentro de poquito tendremos aquí, las comuniones, bautizos, festivales en el colegio de nuestros niños, recaudación de fondos para viajes de final de curso, San Valentín y un largo etcétera.  Las Galletas Decoradas dan mucho juego, y se pueden adaptar a todos los gustos y decoraciones.

Tanto Eva Mª G. como Esther (nuestra ganadora del concurso), me dijeron estar interesadas en tutoriales de galletas (una sobre la masa y la otra sobre la glasa), creo que finalizada la Navidad y más relajados, es una buena época para practicar. Para mí las galletas decoradas no dejan de ser las de glasa. Luego es cierto que hay muchísimas más técnicas, como decorar con fondant, chocolate, caramelo y una larga lista de técnicas. Pero como vosotr@s mandáis, empezaremos por vuestras peticiones que son con Glasa. Pues venga, aquí empieza la Trilogía de las Galletas Decoradas.

El primer tutorial será sobre la masa: confección, estirado y cocción. El segundo sobre la glasa: preparación, tipos y conservación. Y el tercero sobre la forma correcta de aplicar la glasa en la galleta.

Mis primeros trabajos con galletas decoradas con Glasa fueron siguiendo tutoriales Americanos de Internet. Luego me decidí a hacer un curso y escogí Victoria’s Cakes. Después de practicar y practicar las fabulosas instrucciones de Victoria, necesitaba más, y encontré El LUGAR con mayúsculas, descubrí a Patricia Arribálzaga, y ya nunca más el mundo de la repostería creativa ha sido el mismo. Desde entonces todos los cursos que realizo, si ella los hace, no miro más alternativas, ¡allí que voy!.
Los trabajos y los cursos de Patricia son increíbles, profesionales y delicados. Todo un placer para el alumno. De verdad. Allí no aprendes sólo el cómo, sino el Porqué, imprescindible para seguir evolucionando.
Así que la receta de las galletas y de la glasa es la que podéis encontrar en sus clases o en su libro.  Para que intentar mejorar lo inmejorable.

Para que unas galletas decoradas sean “inmejorables” deben tener el equilibrio perfecto entre el dulzor de la galleta y la glasa. De lo contrario quedarán empalagosas y sólo comiéndote una ya no podrás con ninguna más, y lo que a todos nos gusta es que repitan y repitan, y digan, ¡ummmm que ricas!, así que empecemos:

Receta de las Galletas Perfectas para Decorar:

100 gr. de azúcar
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo a temperatura ambiente
360 gr. de Harina tamizada
1 cucharadita de esencia de vainilla ó vainilla en polvo natural.


Los ingredientes siempre los mejores que vuestro bolsillo se pueda permitir. Con Patricia también aprendes a amar a los ingredientes, a volver a lo básico, a desear tener un limonero en la terraza (ya os lo explicaré, ¡que sois de un impaciente!).

Preparación de la masa:
Batir la mantequilla con el azúcar con la batidora de varillas hasta que tenga textura de crema. No se recomienda batir más de 2 minutos ya que nos saldrían las odiosas burbujas al cocer las galletas en el horno.



Incorporar el huevo y batir justo hasta que esté incorporado a la masa.
Tamizar la harina e ir añadiendo a medida que la masa la va absorbiendo.
En este momento como ya os expliqué en la receta de Cupcakes de Halloween yo amaso hasta que puedo con espátula y luego a mano. Me gusta más la textura que le da a la galleta. Pero si tenéis batidora con Pala de mezclar, lo podéis hacer que quedan igual de ricas. Eso sí, a velocidad mínima, no nos interesa que la masa coja aire.
Ahora añadir el aroma de vainilla y acabar de amasar.



Hacer una bola, partirla en dos partes, momificarlas (je, je, así le digo a envolver con film a las masas, me veo como una sacerdotisa en el antiguo Egipto, momifica que momificarás) y meterlas en la nevera,  como mínimo 2 horas. Como máximo se pueden tener 1,5 días, ya que después de este tiempo pierde humedad y es mejor congelarla. 
Para congelar, momificarlas a conciencia, luego envolverla en papel de aluminio y meter dentro de una bolsa de plástico.
Para descongelar sacarlas 24 horas antes y dejar descongelar dentro del frigorífico. Nunca se descongela a temperatura ambiente, siempre en el frigorífico, y en pastelería especialmente porque los alimentos pierden mucha humedad.

Amasado y Estirado de la masa:
Sacar la masa de la nevera y amasar para dejarla maleable, pero sólo eso, unos 30 ó 40 segundos, nada de amasarla mucho, porque entonces la calentaremos y las galletas se deformarán al cortarlas y pasarlas a la bandeja de horno.
Para obtener unas galletas perfectas debemos trabajar con la masa fría.
Una vez esté maleable, enharinar levemente la superficie de trabajo, poner la masa y a cada lado de la masa poner las varillas niveladoras. Éstas sirven para que todas las galletas tengan el mismo grosor. 
El grosor recomendable es entre 6 y 8 milímetros. La podéis hacer más finas si queréis, pero sobretodo que no tengan que viajar ni ser transportadas porque sería fácil que se rompiesen.



Las varillas niveladoras es la técnica que más me gusta para hacer galletas, pero también puedes hacerlo con un rodillo con anillas niveladoras. 
Las varillas las podéis encontrar de plástico o de madera en tiendas especializadas en repostería.
Ahora debemos colocar un papel de horno encima de la masa para que no se pegue al rodillo y ya podemos empezar a estirarla. El rodillo puede ser de madera o de silicona. Yo utilizo el de silicona porque así ya lo tengo para trabajar el fondant.
Seguramente habréis visto en muchos sitios que colocan el papel de horno debajo y arriba de la masa. Personalmente no me gusta esta opción, ya que acostumbra a arrugarse el papel con mucha frecuencia y se marcan las galletas con lo que no quedan perfectas. Entonces debes volver a amasar y estirar la masa para arreglarlo. Trabajando directamente en la superficie levemente enharinada y colocando el papel de horno sólo encima se evita esta incidencia.

Una vez la masa está estirada pasamos a cortarla con los cortadores que hayamos elegido.
El cortador tiene dos lados, el cortante y el de apoyo. Fijaros bien y cortar con el lado cortante (Esto sirve igual para el fondant) ya que la galleta queda perfectamente definida. Pon el cortador y con la palma de la mano haz presión sobre la masa de forma suave pero firme. Levanta el cortador y se separará de la masa. Si no se separa, con un bolillo (forma ética), o con tu dedo (forma casera) dale un golpecito a la masa para que caiga. Cógela, pásala a la bandeja de horno que previamente habrás cubierto con papel de horno o tapete de silicona (los más afortunados) y así sucesivamente.


 

Para la perfecta cocción de las galletas debes poner en la bandeja de horno galletas que sean más o menos del mismo tamaño, ya que las pequeñas se cocerán antes que las grandes, y así no andarás abriendo el horno y sacando galletas dependiendo del tamaño, sino sacando la bandeja entera, que es mucho más práctico y el horno no pierde temperatura.

Cocción:
Una vez tengáis las bandejas bien llenitas van al horno, a 180º (170º-175º si es con ventilador), las grandes unos 14 minutos y 12 las pequeñas.
Pero debéis vigilarlas unos minutos antes hasta que sepáis cuando las tiene cocidas vuestro horno, ya sabéis lo que os expliqué de los termómetros de horno
Los hornos siempre cuecen más de una esquina que de otra, ya que no están calibrados como los de Alta Pastelería, así que debemos identificar la esquina de nuestro Horno y cuando esa galleta ya está doradita por sus lados ya podemos sacarlas todas que ya están.



Se trata de dejar las galletas jugosas, para que estén más ricas y nos duren más tiempo. Si las dejamos muy cocidas estarán muy secas y durarán menos tiempo en perfecto estado.
Una vez salgan del horno traspasarlas a una rejilla para que se sequen, pierdan toda la humedad y posteriormente se conserven mejor. He de decir que este paso no es necesario, la mayoría de las veces yo no lo hago y quedan bien igual, pero si nos aseguramos de haber eliminado toda la humedad mucho mejor.



Varillas niveladoras: Como quizás sea la primera vez que vamos a hacer galletas y no sabemos si nos gustará, no vamos a comprarnos todo, así que si tenéis agujas de hacer punto por casa, sirven igual porque se organizan por milímetros.
También podéis ir a una tienda de bricolage tipo Bauhaus (de ahí son las mías) y comprar una varilla de madera que te la corten por el medio y ¡Voilà! Varillas por unos 3€.

Rejilla enfriadora: Mismo criterio, no comprar por comprar y no acumular por acumular. Puedo coger la rejilla del horno y ponerle cuatro vasos debajo para hacer nuestra rejilla casera.

Secado de los Cortadores: Excepto los cortadores de plástico y poliresina (las mariposas rosas de las fotos), no se recomienda meterlos en el lavavajillas ni lavarlos por inmersión ya que se oxidan fácilmente. Una buena forma de evitarlo es lavarlos debajo del grifo y una vez cocidas las galletas, con el horno ya apagado, meter los cortadores dentro para su secado absoluto. Y cortadores nuevos para siempre.

Qué, ¿os animáis?, mandadme fotitos de vuestras galletitas que me hacen mucha ilusión.

Por cierto, estoy enlazando este post a la fiesta número 51 de Personalización de Blogs.



15 comentarios:

  1. Hola Xenia! que gracioso, por una semana de diferencia y coincidimos con el post y casi casi con los mismos trucos en la fiesta de enlaces de Blanca! ;)
    Yo los aplico todos para mis galletas y salen perfectas, de eso doy fe.
    Un beso

    Aixa
    http://dolcesentiredolci.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, se nota que las dos pensamos que hay muchas dudas y frustraciones con ese tema.
      He leído tu post y es muy interesante.
      Además, mira que son raros los nombres con X, ¡y toma!, las dos tenemos X en nuestro nombre.
      Un beso y me agrego tu blog para seguir tus consejos.

      Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Que buena pinta!!, me guado tu receta para cuando tenga un cortador bonito, se me ocurren unos corazones para san valentin ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches NeDa, me alegra que te guste. ¡Oye!, ¿no me habrás leído el pensamiento?, je, je...si te animas mándame una fotito. Me gusta mucho verlas.

      Un abrazo.

      Xènia Roca.

      Eliminar
  3. Buenas noches NeDa, me alegra que te guste. ¡Oye!, ¿no me habrás leído el pensamiento?, je, je...si te animas mándame una fotito. Me gusta mucho verlas.

    Un abrazo.

    Xènia Roca.

    ResponderEliminar
  4. Hola! me he animado con tu tutorial a hacer las primeras galletitas de mi vida! ya te contaré... me quedo como seguidora tuya, te conocí a través de personalización de blogs.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué ilusión!, de verdad. Ya me pasarás unas fotitos y me contarás tus aventuras.

    He visitado tu Blog, vaya trabajos más bonitos que haces. Tengo una amiga muy aficionada al Scrap, ahora mismo le paso tu enlace.

    Un Saludo.

    Xènia Roca

    ResponderEliminar
  6. Hola Xènia,
    justo ayer he hecho una galletas que salen en el libro de la Thermomix, y mis hijos me decían que estaban duras. Leyendo tu paso a paso me he dado cuenta que he cometiddo varios errores, que solucionaré, gracias a ti, en el proximo intento. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches Livy, no sabes la ilusión que me hace. Ya me contarás. Esto anima a seguir haciendo tutoriales.
    Buen fin de semana.

    Un Saludo.

    Xènia Roca.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Hola Mª Luisa, si las haces verás que están muy buenas aunque no las decores. No son muy dulces, por lo que no empachan.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Xènia Roca

      Eliminar
  9. Hola Xeila. Para hacer estas galletas puedo sustituir la mantequilla por margarina. Es que mi hija es alérgica a la proteína de la leche.

    ResponderEliminar
  10. Hola Xeina. Para hacer estas galletas puedo sustituir la mantequilla por margarina. Es que mi hija es alérgica a la proteína de la leche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Pues no se puede sustituir por margarina ya que son ingredientes con propiedades diferentes y no te quedarían bien.
      Prueba a hacer esta receta que me dio una amiga, la probé solo una vez y están ricas. Ya me dirás si te gustan: 150g de harina tamizada + 50g de azúcar + 100 de margarina vegetal. Sigues el mismo procedimiento que para las de mantequilla y a 160ºC unos 12-15m en el horno, las vas vigilando. Salen unas 15 galletas de tamaño mediano. Piensa que esta masa es mucho más "pegajosa" que la del post, así que cuesta un poco más de manipular. Espero que te gusten y tu hija se chupe los dedos. Un Beso.

      Eliminar
    2. Gracias por responder. Ya te diré algo cuando las hagas.

      Eliminar

¡Qué Ilusión!, ¿me vas a dejar un comentario?, ahora mismo lo leo.

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...